PRINCIPIOS GENERALES DE LA CIRUGÍA DE AMPUTACIÓN


 

Tomar la decisión de amputar un miembro, es un proceso emocional que tendrá implicaciones en la vida futura del paciente y su familia. La amputación debe ser tomada como una manera de llevar a la persona hacia un nivel mas funcional. La decisión más importante es el nivel al que se va a realizar la amputación. Cada articulación y músculo perdidos y reemplazados por un miembro artificial conlleva hacia una disminución de la función, por lo que va a haber la necesidad de realizar más esfuerzo al momento de utilizar la prótesis.

La habilidad que tienen los tejidos para recuperarse por si mismos, determina el mejor nivel de amputación. El sangrado en la piel, es la manera mas simple y común para determinar este nivel. Una persona con una amputación de pierna, después de la cirugía, puede utilizar una pierna artificial para caminar. Después de una amputación del miembro inferior, todo el peso del cuerpo va a tener punto de apoyo a través del muñón. Para una persona con una amputación de brazo, utilizando un brazo artificial, es capaz de levantar y empujar. En la cirugía, se debe realizar una buena construcción quirúrgica del muñón para que haya la menor fricción posible, ya que al dejar prominencias de huesos, o al sudar, la ésta aumenta y puede causar dolor.

Tanto la piel como los músculos, trabajan como un aislante entre el miembro y la prótesis, por lo que es importante tratar de curar a tiempo las heridas de la operación para que no hayan infecciones. Una vez que la curación sea completa, se aconseja que se eviten adhesiones a las cicatrices para tener una rehabilitación. El indicador absoluto para una amputación por trauma, es un miembro que presenta heridas con vasos sanguíneos imposibles de reconstruir y sin flujo sanguíneo.

Estudios recientes muestran que una amputación a tiempo, no solo salva vidas sino que también previene desastres emocionales, maritales, económicos y adictivos que se presentan por tratar de salvar una extremidad.

En una persona con múltiples miembros heridos, y en personas de edad avanzada, el intento de salvar sus miembros, puede poner su vida en riesgo. Esa persona va a tener mejores resultados con una amputación temprana. Sin duda, es una decisión muy difícil de tomar, pero muy importante.

 

Image
Image

Niveles de amputación de miembros inferiores


Niveles de amputación de miembros inferioresAmputaciones de dedos y partes del pie deben ser consideradas cuando existe un grosor de piel suficiente para poder formar el muñón. Los injertos sin sensibilidad son inadecuados por que suelen tener ampollas, o heridas que aumentan las complicaciones. En una persona con baja circulación, la amputación ideal por debajo de la rodilla (transtibial) debería ser realizada en la unión de tercio medio y superior de la tibia. (Figura 2.1 y 2.2) Es importante saber, que la curación es mas rápida cuando la amputación es mas cercana a la rodilla, pero que a nivel funcional, disminuye mientras mas pequeño sea el miembro. Para personas con amputaciones por debajo de la rodilla, aceptan mas fácilmente una prótesis, que aquellas con niveles de amputación mas altos.Una amputación por encima de la rodilla (transfemoral) va a tener una recuperación rápida ya que en esa área hay un gran suministro de sangre. Desafortunadamente, tras la cirugía se eliminara la articulación de la rodilla, lo cual requerirá un consumo energético mayor al caminar.

Aumento del gasto de la Energía según el nivel de amputación


  • Pie parcial 10 – 20%
  • Symes (nivel del tobillo) 0 – 30%
  • Bajo la rodilla 40 – 50%
  • Sobre la rodilla 90 – 100%
  • Bilateral bajo la rodilla 60 – 100%

En la cirugía, es importante intentar cuidar el balance del músculo flexor y extensor de la cadera, así como el reacomodar la musculatura aductora distal de la cadera y también tomar en cuenta la unión entre un músculo y otro en la amputación sobre la rodilla. (Figura 2.3 a, b) Cuando los músculos no son reinsertados durante la cirugía, si es que la cirugía es sobre la rodilla, la persona va a presentar un patrón de marcha anormal.
Las amputaciones a través de la cadera (desarticulación de cadera) (Figura 2.4-a) y la hemipelvectomia son por lo general resultado de tumores o de un trauma. En estos casos, es mas recomendable utilizar muletas sin una prótesis para caminar.
Las amputaciones a nivel de la rodilla (desarticulación de rodilla) y symes (a nivel del tobillo) (Figura 2.4-b) proveen un soporte directo para el miembro y una mejor suspensión para la prótesis. Mantienen también la integridad de la musculatura distal, dando como resultado una marcha mejorada a nivel biomecánico.
Una desventaja de las amputaciones a este nivel, puede ser las que las condiciones para una apariencia cosmética de la prótesis son menos optimas. Para la amputación bilateral de miembros inferiores, se prefiere (si es que es posible) la amputación a través de la rodilla antes que sobre la rodilla.

Image

Niveles de Amputación en Miembros


El nivel de amputación mas recomendado cuando no se espera función en la mano, es debajo del codo (transradial) (Figura 2.5 a, b). Al realizar una amputación a este nivel, se permite el llegar al mas alto nivel de recuperación funcional. Cuando se conserva la articulación del codo, aumenta significativamente la aceptación de un brazo prostético y la integración de éste a las actividades funcionales. Para personas que necesitan realizar trabajo físico, es preferible una amputación del antebrazo.
Cuando no es posible conservar el codo, y el paciente tiene que tener una amputación por encima de éste, es importante tratar de mantener un muñón tan largo como sea posible; ya que esto facilitará el uso de la prótesis para la persona. (Figura 2.6)
La amputación a través del hombro (desarticulación del hombro) son las más difíciles de tratar al momento de poner una prótesis funcional debido a la cantidad de articulaciones que necesitan ser reemplazadas y la suspensión que la prótesis presenta. Después de una amputación unilateral de un miembro superior, el encaje de una prótesis (1-6 meses después de la cirugía) es fundamental para un tratamiento exitoso. Pasado ese período, la probabilidad de que la prótesis actúe funcionalmente bien, disminuye.

Dirección:

Teléfono

(02) 243 – 7479 | (02) 223-9308 | (02) 255-2674 | (098) 409-9496

E-mail

This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.